Colombia, una cultura de la comunicación visual en expansión

por Florencia Benassi

Desde el 21 al 29 de agosto de este 2016, tuve el honor de realizar un viaje a Bogotá y Pereira (Colombia), invitada por la Fundación Universitaria Areandina (a través de Universidad Siglo 21, donde ejerzo el rol de Directora de Lic. en Diseño Gráfico), con sede en ambas ciudades.

Mi principal misión consistió en llevar nuestra mirada argentina sobre la comunicación y la publicidad a los alumnos, docentes y egresados de la universidad. El formato elegido fue variado e interesante: un seminario para docentes, tres workshops para alumnos de diferentes niveles y dos conferencias. La conferencia final fue destinada a egresados y emprendedores, con la premisa “Cómo diseñar tu boutique creativa”. 

 

A partir de 15 premisas esenciales, la sala se llenó de cuestionamientos que los oyentes anotaban o grababan, ávidos por empezar algo nuevo o encontrar fórmulas que en realidad cada uno va creando según las convicciones y formatos que encuentre correctos para ese momento puntual. Escuché varias historias y muchas dudas, donde se identifica claramente la esencia latinoamericana que compartimos, pero las diferencias de foco que cada país atraviesa en cuanto a comunicación, impartidas principalmente por la situación socio-económica y política que atraviesa cada uno. En Colombia la publicidad no es una profesión que se piense desde el Planning y la Estrategia como en Argentina (al menos por ahora), donde somos expertos orgullosos en entender el alma de una marca, empresa o producto. Por otro lado, la idea de una Boutique -que en nuestro país ya queda un poco obsoleta en cuanto denominación, no tanto en formato- fue una revelación debido a que las estructuras colombianas fomentan grandes agencias o diseñadores/comunicadores freelance, que muchas veces quedan sin estrategias relevantes respecto a emprendedurismo y gerenciamiento. Es evidente que estas estructuras empiezan a cambiar, atravesando momentos culturales e históricos claves para un país que esa misma semana firmaba el plebiscito para la paz. Comienzan a cambiar y con eso, empezamos a encontrarnos en las formas de comunicar y de contar historias de marcas y de clientes que quieren su diferencial marcado a los cuatro vientos. Empezamos nosotros, entonces, a compartirles nuestra experiencia de sobrellevar adelante empresas desde las crisis permanentes y empiezan ellos a enseñarnos la importancia de conocer a fondo, de investigar y entender metodologías para procesos de creación y planificación, área en la que son ampliamente cualificados y competentes.

Se encuentran ambos países al cruzar experiencias para superarnos día a día en la jungla de la comunicación. Yo, por mi parte, agradecida de compartir con ellos lo vivido aquí y de traer a Argentina la invitación a mirar allá.

 

Leave a Reply